Una epidemia alien llamada Pandora

febrero 15, 2013 en Actualidad, PC, PS3, Rumores, Xbox 360 por Adictos al Píxel

Malos tiempos se apoderan de las oficinas de la compañía Sega. Con la publicación del título Alien: Colonial Marines hace menos de una semana, se ha producido todo un escándalo en la comunidad de aficionados al videojuego, que de manera inexplicable, han encontrado un producto final lleno de desperfectos, bugs y faltas graves en su desarrollo, que causaron un profundo impacto entre todos los seguidores de la franquicia. ¿Cómo y por qué se había producido esto? Me temo que la respuesta no es tan sencilla como esperábamos.

Xenomorfos

La gran expectación

Los grandes aficionados al cine de ciencia-ficción, conocerán al instante el poder destructor de un xenomorfo en su completo estado de desarrollo. La horrenda criatura que vimos por primera vez en la mítica película Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979), ha quedado grabada en la memoria de todos los aficionados al cine como una criatura temible, cuya insaciable sed de sangre, sólo es superada por su horrible sed de sangre hacia toda forma de vida que se encuentre en el espacio. Sin embargo, puede que todo esto sea una gran exageración, si tomamos como referencia su última aparición en Aliens: Colonial Marines, donde destacan por su torpeza, su número de glitchs o la practica nulidad de su aparente astucia depredadora.

The horror

Para entender este rápido giro en los acontecimientos, es necesario que volvamos nuestra mirada al pasado, más allá de la presente generación de consolas, y es que los indicios del proyecto Aliens: Colonial Mariens se presentan en un principio en los tiempos del sistema PS2. Con una continua sucesión de cancelaciones y retrasos, el proyecto consiguió remontar el vuelo a mediados del año 2011, cuando de la mano de Sega y Gearbox Software, se realizaron los primeros vídeos promocionales cargados de hype, en la feria E3 de Los Ángeles.
Aunque las primeras fechas de lanzamiento se fueron modificando hasta el pasado día 12 de febrero, los jugadores no perdieron un ápice de la emoción, gracias a una soberbia y detallada demo, en la que podíamos disfrutar de toda la tensión y misterio tan característico del film. Un gran proyecto, lleno de posibilidades, que sería tirado por tierra en su lanzamiento al mercado.

La cruda realidad

Y es que en esta ocasión, la crítica está fuera de toda duda. La versión final del título de Sega y Gearbox Software, revelaría a todos los consumidores una versión totalmente opuesta a la esperada, con gráficos y elementos del juego incluso peores que en la demostración mostrada días antes. Una indescriptible verdad, que queda perfectamente contrastada en el video realizado por Videogamer.

De un ansiado juego esperado por una legión de aficionados nos hemos encontrado con una especie de versión alfa, en la que las carencias gráficas desfilan entre numerosos bugs en su jugabilidad, una IA a la altura de una esponja de baño, e incluso un modod de dificultad en el que no es necesario tener que disparar el rifle. ¿Pero cómo se ha perdido tanto el rumbo en el camino?

Entre las muchas explicaciones al misterio que circulan por los foros de internet, la que va tomando una mayor presencia física, se centra en un posible desplante desde su desarrolladora Gearbox Software. Muchas fuentes empiezan a descubrir, que durante el proceso de creación del título, muchas de las funciones corrieron a cargo del estudio Time Gate, que de una manera horizontal, fueron alternando procesos de desarrollo con la gente de Gearbox Software. Pero, ¿cuáles han sido los motivos de éste abandono?¿por qué una compañía importante en el sector, abandonaría un título con tanto potencial? Muy fácil, la aparición en escena de otro mucho más grande y rentable: Borderlands 2.

La joya de Gearbox

La secuela más esperada sobre el planeta de Pandora, habría acaparado gran parte de la dedicación del estudio, al tratarse de un producto con un mercado asegurado y una mayor estabilidad. Con estos desfavorables intereses, Aliens: Colonial Marines, habría pagado un precio demasiado alto, al coincidir con el gran shooter de acción en cel-shading.

La falta de esperanza

El título ya se ha publicado y con ella, la tapa que cubría todo la acumulación de desperdicios que el título habría arrastrado durante los últimos periodos de desarrollo. Pocas esperanzas quedan para el desarrollo de actualizaciones o parches que puedan modificar el juego hasta alcanzar la gloria vista en su demostración, y los primeros comentarios de fraude al consumidor, se propagan por los distintos foros especializados.
Lamentablemente, toda esta impactante serie de desdichas pueden no haber llegado a su fin, ya que aún ha quedado en el tintero uno de los factores más determinantes de su salida, como es su lanzamiento para la nueva Nintendo Wii U.

WTF?

Aunque se anunciara a bombo y platillo como uno de los primeros éxitos del catálogo de la consola, aún no se ha difundido la fecha oficial para el lanzamiento del título que ya podemos disfrutar en PC, PS3 y Xbox360. Sin embargo, el enorme descalabro que ha sucedido en las anteriores plataformas, no hacen más que debilitar su supervivencia, y se empiezan a escuchar los primeros rumores de la cancelación del proyecto en Wii U.
Puede que Aliens: Colonial Marines haya pagado un precio demasiado alto, en un mercado cargado de competencias, que Gearbox Software haya intentado acaparar mucho más de lo que le era posible, o que simplemente el título haya tenido mala suerte. Pero la sensación final que tenemos en la marca, se encuentra tan desorientada como alguno de los monstruos del título.

Jarl