Análisis Terraria (Xbox 360)

marzo 31, 2013 en Análisis, Xbox 360 por Adictos al Píxel

Hoy tenemos el honor de comenzar una nueva sección en Adictos al Píxel. Un nuevo apartado, donde tendremos la oportunidad de proclamar todos los detalles y características de las diferentes novedades que surgen en torno a nuestra afición por los videojuegos, que esperemos sirva de ayuda para todos los lectores indecisos acerca de sus próximas adquisiciones.

Terraria

Para la primera entrega de la sección, no hay mejor inicio que escoger uno de los géneros que más está revolucionando el mundo de los videojuegos: la temática indie. Con unos humildes inicios en el mundo del PC, su gran popularidad y éxito ha conllevado a su crecimiento a nuevas plataformas de entretenimiento, como las consolas de sobremesa. Un muestra de ello, es el título que procederemos a desgranar: Terraria, el sorprendente y adictivo mundo donde la creación y aventura colaboran en un proyecto preocupantemente adictivo.

Manos arriba, esto es un juego indie

Lo primero y más principal a la hora de empezar a hablar sobre Terraria, es la necesidad de prevenir sobre las ideas y gustos predominantes en los títulos de la presente generación de consolas. Y es que Terraria, como la mayoría de los títulos independientes, siempre cargan el enorme lastre de su escaso atractivo hacia el público general actual. En un mundo donde se habla de las capacidades del nuevo Unreal Engine 4, o las demostraciones técnicas a tiempo real, hablar un juego en 2D con estética de los juegos de 16-bit, no es una característica que principalmente llame la atención.

creación

No obstante, detrás de esa fachada de aparente sencillez, descubrimos asombrados un nuevo estilo de juego donde el jugador no sólo se limita a acompañar al héroe en sus aventuras, sino que demuestra con sencillez, que las mejores ideas pueden no necesitar grandes empresas de desarrollo. Con estas advertencias en mente, me gustaría que los aficionados más noveles, inexpertos en las antiguas referencias videojueguiles, consigan derribar estereotipos y dar la oportunidad a la experiencia de juego.

Terraria: La sombra que amenaza el reinado de Minecraft

Hablar de Terraria, es describir uno de los títulos más vendidos en PC del año 2011. Con una sencillez ilusoria, el juego diseñado por el estudio Re-Logic, ha conseguido cautivar a una legión de jugadores en aumento, asombrados por las incontables sorpresas que nos puede ofrecer un archivo de menos de 35 Mb de espacio.

El juego nos traslada a un inmenso mundo abierto (diseñado de manera aleatoria), donde nuestro personaje tendrá que aprender a  manipularlo a voluntad, para poder sobrevivir a sus numerosos peligros que esconden tanto en sus profundidades, la oscuridad que acompaña sus noches, o la corrupción que amenaza con infectar todos sus territorios.

Boss

Y es que en este título pronto descubriremos las enormes posibilidades de desarrollo y creatividad que se nos presentan, como podemos ir observando en los objetivos que vamos desarrollando con el paso del tiempo: desde construir un hogar-refugio para resguardarnos de los peligros del exterior, explorar diversos ecosistemas diferenciados (desiertos, montaña, mazmorras, selvas), descubrir nuevos y poderosos tesoros, hasta perseguir y derrotar los mayores enemigos presentes en el mundo. Terraria consta con el potencial de una libertad llena de desafíos, para todos los jugadores con el valor de afrontarse a ellos.

Porque uno de los principales desafíos que nos presenta el título es su propia dificultad interna (aunque variable en 3 modos de dificultad) , que conseguirá derrotar a cualquier jugador confiado a su suerte en un corto instante, llegando a perder largas horas de desarrollo y exploración. Recibiendo interesantes fragmentos de un espíritu RPG, podremos conseguir armamento que mejora nuestra defensa en combate, como diversas equipaciones que proporcionen a nuestro héroe nuevas capacidades como la posibilidad de volar, realizar invocaciones monstruosas, o diseñarnos nuestra propia espada láser.

equipo

Tras unas primeras y difíciles horas de control, nos damos cuenta de que estamos ante algo mucho más grande que Minecraft. Tras su primera imagen de exploración y construcción, se encuentra un desafiante modo de juego, dispuesto a poner a prueba nuestras capacidades, con el cumplimiento de algunas misiones especiales, o el desarrollo de eventos de manera aleatoria. Porque por muy seguro que te creas, una invasión goblin puede acabar con todos tus planes.

Llega el momento de afrontar el destino, coger firmemente nuestro pico, y cruzar los dedos para que tengamos algo de suerte en el camino, porque esta aventura merece la pena vivirla.

¿Dónde habré dejado mi Súper Nintendo?

Los aficionados más veteranos del mundo del videojuego, recordarán rápidamente la estética que emana este título. Con un entorno gráfico retro, al más puro estilo 16-bits, Terraria consigue revivir nuestras pasadas aventuras con un cartucho como videojuego. Pero por extraño que parezca en la presente generación de consolas, la estética parece corresponder muy bien a la propia esencia del título. Mostrando unos cuidados detalles y colorido con la única ayuda del píxel.

Evento

En cuanto a su apartado sonoro, puede que la melodía se considere algo simplona y repetitiva en un principio, pero pronto nos asombraremos nosotros mismos al tararear la conocida melodía que acompaña al amanecer de cada nuevo día.

Desde la gloria del PC, llega el turno de las consolas

Uno de los aspectos que más curiosidad despertó a los usuarios de Terraria en PC, es cómo iban a adaptar un sistema de juego basado en ratón y teclado, a la complejidad de un mando de Xbox 360 o PS3. Y aunque la adaptación no consigue trasmitir la comodidad del juego en PC, sí que acaba terminando por realizar las funciones con cierta rapidez de manejo.

Las adaptaciones de control no son la única novedad que se ha llevado al mundo de las consolas. Porque con su adaptación, el estudio 505 Games ha incluido un grupo de sorpresas inesperadas de contenido: como el desarrollo de un modo tutorial (muy necesario en el juego original, debido a la gran falta de explicaciones), la inclusión de un mapa, para poder localizarnos dentro de nuestro mundo o las facilidades para el juego multijugador que puede desarrollarse en consolas, como la partida a pantalla dividida, o un modo de juego online, realmente sencillo de usar.

Pero las novedades aún no han terminado, pues con la llegada a consolas, se han añadido nuevos elementos, como un nuevo ecosistema a explorar, como la aparición de un nuevo jefazo en el mundo, dispuesto poner a prueba nuestras habilidades al mando

aventura

Conclusiones

Terraria consigue por medio de su aparente sencillez y estilo retro, transmitir todo un mundo de desafíos, descubrimientos y combates, siempre que el jugado esté dispuesto a darle una oportunidad.

Aunque la competencia de Minecraft aún se desplaza demasiado por delante en la carretera hacia el éxito, esta nueva adaptación a consola intenta demostrar a todos los jugadores maravillados con la idea de Mojang, que un nuevo mundo es posible, un mundo donde las maravillas que imaginábamos en nuestra creatividad queda potenciada con numerosos descubrimientos, desafíos y sorpresas.

 

Lamentablemente, puede que sus complicados inicios para todos los que no estén acostumbrados al género, como su precio de salida 14,99 euros  (1.200 MP), desmotive a muchos de los indecisos a probarlo. Pero si hay algún aspecto que hemos aprendido en el tiempo que hemos estado disfrutándolo, es que sin duda merece la pena. ¿Cuándo volveremos a experimentar con una mezcla tan buena de Castlevania, Minecraft y Spelunky?

nota