Un ordenador también puede aprender jugando

abril 15, 2013 en Actualidad, Curiosidades por Adictos al Píxel

Desde sus inicios, los videojuegos siempre han estado orientados a ofrecer entretenimiento hacia el público. Por medio del manejo de los mandos, el videojuego iba mostrando una serie determinada de imágenes y sonidos, que en conjunto formaban lo que hoy conocemos como ocio digital. Hasta ahora, la capacidad de funcionamiento de un videojuego dependía únicamente de la capacidad de razonamiento humana, pero ¿y si pudiéramos enseñar a un programa de ordenador cómo jugar a los videojuegos?

Rob

Gracias al desarrollo en el campo de la inteligencia artificial, hoy podemos encontrar en nuestros videojuegos, poderosos rivales virtuales cuyas habilidades y destreza nos complican la vida en más de una ocasión. Sin embargo, aunque la sagacidad de nuestros rivales es digna de elogio, su funcionamiento se basa en el desarrollo de una compleja línea de comandos dentro del título, es decir, el propio juego tiene estipulados los factores de interés en cada título y los posibles desarrollos para la obtención de los objetivos marcados. El hito que estamos destacando en este artículo, es la propia existencia de un único programa que consigue aprender a jugar a cualquier tipo de videojuegos, aprendiendo a base de los errores cometidos durante sus numerosos intentos.

El investigador Tom Murphy nos presenta un interesante proyecto de cálculo avanzado, por el que se puede enseñar a un programa a jugar a los juegos de la clásica NES. Para conseguir tal logro, Tom nos muestra en un vídeo demostrativo cómo es posible desarrollar un programa que aprenda a jugar a los videojuegos, siempre que le hayamos enseñado primero cómo son las bases.

Sin entrar en detalles técnicos sobre su funcionamiento, las bases que forman este proyecto se basan en la captación de los primeros movimientos de un jugador, para el desarrollo de un modelo de guía de juego, donde a partir de prueba y error, el programa vaya mejorando todos su fallos, hasta poder dominar el sistema de juego.

Resulta realmente curioso ver el resultado de las primeras ejecuciones del programa, donde observamos a un hiperactivo jugador totalmente desorientado en el juego, y poder ver los frutos de su aprendizaje, desarrollando unos movimientos realmente complejos, beneficiarse de algunos glitchs de los juegos, o incluso llegar a la asombrosa conclusión de pausar un juego, como único medio para evitar perder la partida.

Por supuesto, el desarrollo de este sistema aún está lejos de ser perfecto, y podemos apreciar en el vídeo como algunos juegos llegan a atragantarse en el sistema. No obstante, la increíble habilidad demostrada en su realización nos deja totalmente boquiabiertos sobre las posibilidades que podemos esperar de los próximos años.