Las sorpresas ocultas en una caja de caramelos

mayo 5, 2013 en Actualidad, Curiosidades, PC por Adictos al Píxel

Antes de hablar del proyecto online de Candy Box, es necesario que nos plateemos una pregunta: ¿Qué es lo que hace realmente grande y adictivo a un videojuego? Normalmente nuestra respuesta suele recurrir a las características más habituales, como un buen planteamiento de juego, una jugabilidad adictiva, así como un agraciado entorno gráfico. Sin embargo, en algunas ocasiones inesperadas sorpresas nos demuestran, que el único factor determinante dentro del buen videojuego es la capacidad de entretener al aficionado, tal y como nos muestra el sorprendente Candy Box.

 

Candy BoxNacido como un simple proyecto online hace tan sólo 2 semanas, Candy Box es un experimento acerca de las bases que forman un gran videojuego, sin la necesidad de grandes recursos gráficos, o de desarrollo. Este interesante proyecto se basa en un juego de navegador, del que podremos disfrutar con la facilidad con la que accedemos a su página oficial.

La reacción habitual de los primeros momentos de juego suele ser bastante decepcionante: el comentado y adictivo mini-juego del que tanto nos han hablado es tan solo una pantalla en blanco con dos líneas de texto: un contador que muestra los caramelos que vamos consiguiendo con el tiempo, y un registro de los caramelos que hemos decidido comernos. ¿Tanto jaleo para esto? Tranquilos, que las sorpresas sólo necesitan algo de tiempo para llegar.

Gameplay 2

La magia que contiene este entretenido proyecto comienza a aparecer cuando decidimos dejar momentáneamente de lado el juego durante un tiempo, mientras comienzan a acumularse cientos y cientos de caramelos en nuestro contador. Si regresamos a nuestra partida después de unos minutos, nos sorprenderemos con que todo comienza a cambiar de manera inesperada: un curioso vendedor de piruletas nos venderá algunas de sus chucherías a cambio de nuestros caramelos, e incluso algún otro producto más diferente, como una espada de madera (a cambio de 500 caramelos).

Poco a poco las sorpresas ocultas en el juego comienzan a mostrarse ante nosotros. Desde que decidimos comprarnos la espada, la partida ya no se basa únicamente en observar cómo vamos recogiendo caramelos, sino que contaremos con un inventario de objetos, y hasta podremos realizar todo tipo de misiones, desde patrullar por las tranquilidades de un bosque cercano, acabar con la población goblin de los montes, y numerosos lugares cada vez más peligrosos, que en muchas ocasiones conseguirán acabar con nuestras resistencias y obligarnos a tomarnos un descanso.

Gameplay

Inesperadamente, un tranquilo juego de contadores se ha convertido en un momento en un entretenido videojuego RPG con toques de simulación que consigue mantenernos pegados al navegador. Su curiosa ambientación desarrollada con código ASCII, como las sorpresas que poco a poco vamos descubriendo con el tiempo, demuestran que para ser un entretenido pasatiempo, un videojuego no necesita depender de grandes elementos en su desarrollo, solamente una gran idea en su base.

El gran éxito viral que Candy Box ha conseguido en el trascurso de 2 semanas de vida, ha conseguido que el autor de la obra (un joven universitario tras el Nick de aniwey), anuncie el desarrollo de una inminente secuela, que continúe con el espíritu original de los descubrimientos inesperados con el tiempo.

Gameplay 3

Sin hacer mucho ruido por el camino, Candy Box ha conseguido proclamarse como una de las sorpresas más agradables de estos últimos días. Y es que en muy pocas ocasiones, un juego consigue un lugar en los favoritos de nuestro navegador en tan poco tiempo ¿no es cierto?