Electronic Arts se divorcia de Wii U

mayo 17, 2013 en Actualidad, Curiosidades, Wii U por Adictos al Píxel

El progreso de la última consola de sobremesa desarrollada por Nintendo, parece estar pasando por sus momentos más oscuros. La falta de apoyo por parte de las principales distribuidoras, así como la desaparición de grandes proyectos multiplataforma, está condenando a la consola a un ocaso en su desarrollo, que aunque lento, resulta inevitable. La última muestra de ello nos la presenta la propia Electronic Arts, al confirmar recientemente la inexistencia de títulos en desarrollo para Wii U en la actualidad.

No hay amor para Wii U

Las polémicas declaraciones que el portavoz de la distribuidora (Jeff Brown) ha realizado para el medio Kotaku, nos confirman unos temores que ya empezaban a surgir por algunos de los círculos más especializados del sector: la falta de proyectos de EA para la Nintendo Wii U.

Actualmente, no tenemos ningún juego en desarrollo para Wii U.

Mientras que el significado de estas palabras resaltan por su propia rotundidad, es importante resaltar la curiosa ambigüedad que estas declaraciones mantienen con las que se realizaron en el pasado E3 2011, cuando el entonces CEO de EA (John Riccitiello), apareció durante el evento de Nintendo, para anunciar grandes proyectos de futuro entre las dos empresas, con la inminente adaptación de los mayores éxitos de su catálogo de juegos para Wii U.

Nintendo E3 2011

No obstante, del prometedor catálogo presentado en el 2011, sólo unos pocos títulos han terminado por salir en Wii U (FIFA 13, Madden NFL 13, Mass Effect 3 y Need for Speed: Most Wanted), dejando en el tintero muchos otros títulos que nunca llegaron a visualizar una adaptación para Wii U (Dragon Age, Battlefield, Dead Space, Medal of Honor, Sims, etc.).

Aunque los motivos de estas dramáticas acciones aún están por clarificar, los rumores acerca del abandono de EA a Nintendo se llevaban escuchando varios días desde los rincones y foros de la red, donde se aseguraba que la última plataforma de Nintendo no conseguía dar los resultados óptimos con el motor gráfico Frostbite 2 de EA (fuente de grandes juegos como Battlefield 3), impidiendo así cualquier intento de desarrollo con el próximo Frostbite 3.

De esta manera, para poder desarrollar un título para Wii U, Electronic Arts no sólo tendría que desarrollar una portabilidad como realiza para Xbox 360 y PS3, sino que necesitaría del desarrollo de todo un motor gráfico independiente que se ajustara mejor a las propiedades de la marca.

Gameplay

Siendo ciertos o falsos estas explicaciones acerca de la ruptura de desarrollo para Wii U, lo que queda realmente claro es la grave estado de salud en el que se encuentra una consola, cuando una de las mayores distribuidoras del mercado declara, sin ningún tipo de tapujos, el cese de todos los proyectos para la misma.

¿Aún queda esperanza para Wii U?¿o la consola ha terminado por contraer la enfermedad “Dreamcast” y su tiempo de vida esta tristemente sentenciado? Parece que la llegada de la próxima generación de consolas puede terminar por decidir su propia supervivencia en este agresivo mercado.