Zombi U se pudre en el catálogo de Wii U

julio 8, 2013 en Curiosidades, Wii U por Adictos al Píxel

¿Puede un juego de zombis original y desafiante pasar desapercibido entre los usuarios? Contra todo pronóstico realizado durante los primeros días de lanzamiento de la consola Wii U, Zombi U no ha conseguido los resultados económicos esperados para un título en exclusiva de la plataforma, quedando relegado al oscuro limbo de los títulos no rentables.

Zombi U fracaso

En un artículo publicado en un medio online especializado, el propio director general de Ubisoft (Yves Guillemot) nos descubre la triste realidad económica de Zombi U, un título no según sus propias palabras, “no ha conseguido ni acercarse a ser rentable”.

Con estas rotundas declaraciones en la mesa, parece que las posibles continuaciones al título están más que sentenciadas. Una lástima de destino, para un juego que conseguía trasladar algunos aspectos originales al trillado género de supervivencia zombi: destacando la desolación e incapacidad de unos supervivientes ante un holocausto de muertos vivientes en la city londinense.

Aunque las posibles causas del fracaso nos llevarían a largos momentos de debate sin final aparente (lanzamiento exclusivo para un consola no tan rentable, un juego destinado a un consumidor alejado de lo acostumbrado en Nintendo, etc.), el fuerte golpe recibido por la desarrolladora con el lanzamiento del juego, supuso que Ubisoft se replanteara sus acuerdos mantenidos con la marca, llegando a romper la exclusividad de uno de los títulos más esperados por la comunidad de jugadores (Rayman Legends) para evitar un destino similar a su anterior compañero de catálogo.

Gameplay

Lejos de estos problemáticos inicios, la relación de Ubisoft con Nintendo se ha conseguido mantener con bastante salud hasta nuestros días, siendo una de las principales desarrolladoras third-party que mantiene el lanzamiento de sus grandes éxitos para Wii U (Assassin’s Creed 4: Black Flag, Watch_Dogs, etc). Esperemos que otro rechazo en ventas, no ponga en peligro la estabilidad de la pareja.