Nada de packs de Xbox One sin Kinect

julio 24, 2013 en Actualidad, Rumores, Xbox One por Adictos al Píxel

No habrá versiones simplificadas de Xbox One en su lanzamiento. A pesar de los rumores acerca de la presentación de packs de Xbox One sin Kinect para abaratar costes, Microsoft ha declarado que la unión que forma Kinect con su nueva consola de entretenimiento, es un grupo indivisible.

Conjunto Xbox One

Desde el día de ayer, la web especializada www.insidegamingdaily.com anunció a bombo y platillo la posibilidad de dos futuras versiones más económicas para el verano del año que viene. Concretamente, se estaría hablando de una versión de Xbox One sin Kinect a 375 $, y otra sin el periférico y con un disco duro más reducido por un increíble precio de 350 $. Un precio más que interesante si comparamos el valor de casi 500 $ con los que Microsoft quiere presentar la consola en su lanzamiento.

Desgraciadamente, aunque las fuentes señalaban a un informador familiarizado con la materia, parece que nuestras esperanzas de ver una versión más “pudiente” de Xbox One seguirá siendo tan sólida como el humo, al salir Microsoft con las siguientes declaraciones:

“No tenemos ningún plan para presentar una Xbox One sin Kinect. Creemos en Kinect y el valor que transmite hacia los juegos y el entretenimiento, por lo que creemos que 499 $ es un gran precio para los clientes que se hagan con una Xbox One”

Parece que Kinect forma una parte sólida de la próxima consola de la compañía estadounidense, sin embargo, puede que aún sea demasiado pronto para tirar por tierra unos rumores que apuntaban al verano del año 2014 y nos llevemos alguna sorpresa que otra para el siguiente verano.

Xbox One

La dureza de la competición de la próxima generación de consolas dictaminará el futuro de la filosofía de mercado de las mismas, y como ejemplo práctico, sólo nos tenemos que acordar del HD-DVD. El novedoso formato que presentó Microsoft para su reciente Xbox 360, intentó competir por el liderazgo del soporte físico en contra del Blu-ray de Sony. Pero con el paso del tiempo, Microsoft terminó por hincar la rodilla y retirar todos los dispositivos diseñados para el nuevo formato.

Con Kinect sigue existiendo la posibilidad de suceder algo parecido. Es cierto que las posibilidades de vinculación del periférico pueden ser sensacionales, sin embargo, si las consecuencias del pack suponen un precio muy poco competitivo para la marca, seguramente veamos cambiar los vientos del negocio en las próximas temporadas de ventas. De momento, lo único firme que tenemos hasta el momento es el lanzamiento de la consola en pack por 499 $. Ya veremos si los mercados permiten continuar esa oferta en un futuro.