Nada de Kingdom Hearts III antes de Final Fantasy XV

septiembre 11, 2013 en Actualidad, PS4 por Adictos al Píxel

Aunque su presentación fuese uno de los grandes bombazos del pasado E3, parece que el desarrollo de Kingdom Hearts III está mucho más alejado de lo que los aficionados teníamos en mente. La exitosa saga que consiguió unir los mundos de Final Fantasy con el universo Disney, se enfrenta a unos de los mayores obstáculos durante su creación: el desarrollo del próximo Final Fantasy XV.

Retraso Kingdom Hearts

Lejos queda ahora todo el hype acumulado al ver a Sora enfrentarse a oleadas de sincorazón durante el pasado E3 2013. El destino de la última entrega de una de las sagas RPG más exitosas del mercado, se queda varado en el limbo de los grandes proyectos del futuro, debido a la titánica misión en la que su director (Tetsuya Nomura) se encuentra enfrascado: recuperar de las cenizas el proyecto Final Fantasy Versus XIII y convertirlo en Final Fantasy XV.

Para reconocer la importancia de sacar adelante Final Fantasy XV al mercado, tenemos que retroceder hasta el pasado año 2006, la fecha en la que tuvo lugar la primera presentación del proyecto, anteriormente conocido como Final Fantasy Versus XIII. Pasaron más de 7 años de continuos retrasos, olvidos y amenazas de cancelación por parte del estudio, que era incapaz de desarrollar un proyecto nuevo, mientras no paraba de lanzar refritos de su exitoso Final Fantasy XIII. Afortunadamente, con la conversión de la entrega en el próximo Final Fantasy XV, la prosperidad del proyecto parece estar asegurada, aunque el retraso haya ocasionado su publicación en la next-gen.

Desgraciadamente, nunca llueve a gusto de todos en el mundo del videojuego, y la recuperación de Final Fantasy Versus XIII condena a Kingdom Hearts III a un indefinido retraso en su publicación. Tendremos que esperar a conseguir un poco de tiempo libre en la comprometida agenda de Tetsuya Nomura, para comenzar con las aventuras de Sora con Donald y Goofy, pero mantengamos los dedos cruzados para que su lanzamiento no vaya más lejos de la siguiente generación de consolas.